CRSR
CRSR
Busque en nuestros contenidos

Fatima

Visitas de la Imagen
de Nuestra Señora
de Fátima

La Virgen de Fátima en peregrinación
¿Ya llegó a su hogar? Muchas bendiciones de María Santísima están siendo obtenidas por los participantes de la Cruzada Reparadora del Santo Rosario que reciben en sus residencias la imagen peregrina de Nuestra Señora de Fátima.
> Lea más

 
 
Versión para imprimir
HARRY POTTER,
Siniestro anti-cuentos de hadas

Un mundo de horrores, dominado por la magia, está siendo propuesto a nivel universal a decenas de millones de lectores de Harry Potter — una ante visión del Infierno. Primeras víctimas de esa lectura:
los niños y jóvenes.

A fines del año pasado el mundo entero asistió a uno de los mas espectaculares lanzamientos de una obra literaria para niños y jóvenes. Se trata de la edición del cuarto libro de la serie Harry Potter. Con nada menos que 767 páginas la obra titulada "Harry Potter y el cáliz de fuego" de la autora escocesa Joanne Rowling 1 despertó un interés ESTRUENDOSO llegando a crear aquello que se llamó "Potter Manía"·

Solamente en Alemania en tiempo record se agotaron centenas de millares de ejemplares. En frankfurt así como en otras grandes ciudades, desde la madrugada, enfrentando el cortante frió del incipiente invierno, se formaron enormes filas de lectores ante las puertas de la librerías ansioso por ser los primeros en tener en manos el "precioso" libro...

Inmensa fue la orquestación mediática en torno de esa obra destinada al público infanto juvenil. tema tratado prácticamente por todos los diarios, revistas y canales de televisión, los que azuzaron la curiosidad general 2.

La autora cuyos cuatro libros se convirtieron en best-séller con tiraje superior a cien millones de ejemplares hoy se perfila entre los escritores mas leídos del mundo. Un mes después del apoteótico lanzamiento del cuarto volumen de Harry Potter Rowling recibía de la universidad de Exeter el título de honor y causa en filología. Suceso vertiginoso, cuando se considera que hace apenas siete años Joanne Rowling llegaba a Londres, divorciada de un periodista portugués, con una hija de un año, una valija llena de manuscritos y ni un centavo en el bolsillo. Hoy va ganando premios de literatura uno detrás del otro y ya es la mujer mas rica de Inglaterra.

En el origen de esa meteórica ascensión si duda se encuentra la torrencial propaganda de la midia. Sin embargo el apoyo publicitario no explica todo. Parte importante del suceso de la escritora escocesa desafortunadamente proviene de la apetencia entre numerosos lectores por un mundo tenebroso, oculto y misterioso que se DESVELA a lo largo de las peripecias de Harry Potter y sus amigos3. Tal apetencia parece también explicar el extraordinario éxito de billetería alcanzado en los Estados Unidos por la película Shrek producido en los estudios del cineasta Spielberg, que presenta un gigante ogro monstruoso.A pesar de repulsivo Shrek viene atrayendo legiones de espectadores.

Adiós al maravilloso mundo de las fábulas y los cuentos de hadas. La literatura infantil de los últimos siglos se caracterizaba por alimentar en los jóvenes lectores ala apetencia por lo maravilloso, incrementar en las almas el sentido de contradicción entre el bien y el mar, despertar horror por lo hediondo y amor por lo sublime. Mostrar además que a pesar de todos los sufrimientos, de todos los reveses de esta vida trampa, de todas las tramperas montadas por los malos contra los buenos, la felicidad alcanzable en esta tierra es la que resulta de la práctica de la virtud, de la perseverancia en las vías del bien; siempre esta es la mejor opción. Tan dura, como inocencia, deseo de un mundo fabuloso —una especie de prefigura del cielo— que camina al encuentro de las mas puras y elevadas aspiraciones del corazón.

Por otro lado, el mundo de los malos, con su fealdad, hediondez, sus tinieblas y traiciones sus odios y envidias, todo eso recordaba el horror de la "Societas Scelerum" (Sociedad de los CELERADOS), que es el infierno. Así se elevaba ante los niños un gran ideal de vida: amar el bien y odiar el mal, practicar la virtud y execrar el vicio, abrirse a los sublime, y en esta ascensión de perfección en perfección, de maravilla en maravilla, encontrar al término de esta invisible escalera de Jacob, a Dios, supremo Bien, infinita perfección. De esta forma, sin siquiera mencionar una frase del catecismo los cuentos de hadas eran un poderoso instrumento para preparar las almas jóvenes para abrazar el bien y rechazar el mal, en suma, amar a Dios y odiar al demonio.

De la condesa de Ségur a Rowling: Una vertiginosa caida
Este alto valor pedagógico de los cuentos infantiles representó, en la Alemania del siglo XVI, una poderosa arma de la Contra-Reforma católica en el combate a la hora destructiva de la pseudoreforma luterana y en el siglo XIX los hermanos Grimm se hicieron famosos por su obra de compilar y difundir los cuentos de hadas, que hasta ese momento en gran parte circulaban de boca en boca.

Concomitantemente en Francia, los cuentos de la condesa de Ségur —que por cierto no eran cuentos de hadas— ejercieron una influencia igualmente benéfica en la formación de sucesivas generaciones. Haciendo que la trama y los personajes de sus libros tocasen ESPINOSOS problemas de la vida diaria del pequeño mundo infantil, con un lenguaje atrayente, leve, elevado y noble implícitamente convidaba a sus jóvenes lectores a adoptar un perfil moral cuyas notas tónicas eran la honestidad, la lealtad la nobleza de carácter, la cortesía en el trato, la elevación de espíritu, en suma la inocencia. Tal vez, muchos lectores aún recordarán "El albergue del ángel de la guarda", "El general Duraquine", "Los dos bobitos", "Las memorias de un asno", para citar apenas algunos de sus mas famosos libros.

El hediondo mundo del demonio

Ahora bien, en la serie de Harry Potter no encontramos ninguno de los elementos de la formación del carácter que abundaban en la antigua literatura infanto-juvenil. Lo que en aquella serie se encuentra es precisamente lo contrario: Es la iniciación en el mundo de lo preternatural, de la brujería y de la magia, de los seres hediondos y repelentes. Harry Potter contribuye Así poderosamente a preparar las almas y las mentes para, en primer lugar, tomar como natural un mundo anticristiano y después abrirse a un mundo de horror y tinieblas, que compone el reino del demonio. Reino éste perseguido por la revolución gnóstica e igualitaria que desde hace siglos está minando la Civilización Cristiana como lo describe el profesor Plinio correa de Oliveira en su obra "Revolución y Contrarrevolución" 4.

Por lo demás la misma Joanne Rowling confiesa implícitamente el carácter anticristiano de su obra al referirse a la importancia que atribuye al elemento "magia" en una entrevista concedida en la ciudad de Tüginben, Rowling afirmó sin tapujos: "Los niños necesitan de la magia, porque ellos mismos son muy débiles" 5.

El enredo

La serie de Harry Potter incluye siete volúmenes de los cuales cuatro ya fueron publicados. En el primero, Harry Potter y la piedra filosofal6, se puede leer como Harry, huérfano de un año de edad es adoptado por tíos que lo desprecian por ser un pequeño brujo y lo tratan con brutalidad. Le cuentan que sus padres murieron en un accidente de automóviles, cuando cumple 11 años se entera que, de hecho, sus padres no murieron de esa forma sino asesinados por un brujo maléfico, Lord Voldemort. Harry solo escapó a la muerte gracias al sacrificio de su madre, que lo protegió con su cuerpo. A pesar de ello le quedó, impresa en la cabeza una cicatriz en forma de rayo, la cual le provoca agudos dolores siempre que lord Voldemort lo está buscando. Invitado a a frecuentar la escuela de hechicería de Hogwarts se hace amigo de Ronnie y Hermione, dos pequeños brujos de la misma edad, con los cuales corre toda suerte de aventuras.

Tales aventuras, que suceden a lo largo de los años lectivos de la escuela de brujería de Hogwarts, crecen gradualmente en suspense. Tanto el segundo volumen, Harry Potter y la cámara de los secretos, como el tercero, Harry Potter y el prisionero de Azkaban7, encuentran su auge en los enfrentamientos de Potter con su antagonista Boldemort. En el cuarto volumen Harry Potter y el cáliz de fuego, las fantasías de las peripecias no encuentra límites y el grado de lo preternatural-demoníaco se va acentuando cada vez más culminando en la escena de la reencarnación de Lord Voldemort.

En una acción horripilante, durante la noche y en un cementerio, el brujo maléfico —que estaba reducido a una especie de escuálido y hediondo ser fetal y piel escamosa— readquiere su cuerpo entero cuando toma un elixir. Los ingredientes están constituidos por huesos sacados de la tumba de su padre, de carne de la mano (amputada en ese mismo momento) de Cola de Gusano, el único siervo que le quedara, y la sangre retirada de las venas de Harry Potter que, atado a una piedra sepulcral asiste impotente a la escena, mientras la cobra Nagini, igualmente servidora y compañera inseparable de Voldemort, se arrastra con rapidez alrededor del sepulcro8.

La lucha entre el mal... y el mal

Potter surge a lo largo de la obra —toda ella embebida de preternatural y de escenas horripilantes, donde aparecen a cada instante seres hediondos— como un niño elegido. Si, porque no se trata de niño como los otros, es un aprendiz de hechicero, pero bueno, con sus pequeños amigos brujos va a la escuela (de brujería, bien entendido)9, participa de juegos, escribe cartas a sus conocidos, sufriendo sin embargo, continuamente, insidias y ataques pérfidos de brujos de las tinieblas, los comedores de la muerte, comandados por lord Voldemort.

A sí se presenta en la obra la perspectiva de la supuesta lucha entre el "bien y el mal", en consecuencia de lo cual, Potter y sus amigos serían brujos del bien. Los brujos del mal son violentos y llenos de odio; los del bien, en general benévolos y pacíficos. Si porque a veces Harry se deja dominar por el odio. En relación al profesor Snape, uno de sus peores enemigos, "el imagina como podrían alcanzarlo las cosas más terribles... si el por lo menos supiera como funciona la maldición crusiatus... aplastaría a Snape en el suelo como esta araña" 10.

Además, se trata aquí de brujos buenos, que conviven en plena armonía con toda suerte de horrores y monstruosidades. Un ejemplo: Lupin, uno de los profesores preferidos de Potter, maestro de "Protección de Artes Mágicas", se acaba revelando hombre-lobo, y por eso, con gran pesar de Potter, es obligado a abandonar la escuela.

Confusión entre la noción de bien y de mal

Este es uno de los aspectos mas graves y deleterios de la obra de J. Rowling: la relativización del concepto de bien y mal, en efecto, la lucha entre uno y otro se desarrolla: a_ No el plano de los principios morales, sino en el de la violencia-no violencia. b_ En un mundo sin Dios, diferentes de aquel donde viven los bobos, hombres profanos en materia de brujería, o sea, los cristianos.
Por otro lado, la despretención y el coraje, la simplicidad y la intrepidez de Potter, un niño desvalido y perseguido a ultranzas por un brujo maléfico y poderoso, además del enredo lleno de sorpresas y de momentos de gran suspense son un anzuelo poderos que agarra al lector joven y lo encadena en la lectura de textos absolutamente repugnantes introduciéndolo y adaptándole la mente al mundo de la brujería y de la magia. Ese mundo en el cual existe una reversibilidad continua entre el bien y el mal,. lo bello y lo horrendo. Ahora bien, esa reversibilidad no es sino la doctrino gnóstica en estado puro, reiteradamente condenada por la Iglesia Católica desde comienzos del Cristianismo.

Lo exiguo de este artículo no permite largas y exhaustivas citas. Sin embargo, algunos trechos extraídos de los cuatro volúmenes de Harry Potter, tal vez puedan transmitir una idea del tenor de la obra y su carácter pernicioso sobre todo para los niños 11.

Los dementadores: vaciadores de mentes

De la cárcel se había escapado un prisionero conceptuado como un asesino implacable. Sirius Black, el delincuente prófugo estaría buscándolo a Potter para matarlo. Preocupado con la seguridad de este, el director de la escuela de brujería de Hogwarts ordenó a los temibles guardias de la prisión de brujos de Azkaban, los así llamados dementadores, que vigilaran el castillo. El pequeño brujo entabla contacto con uno de los guardias durante un viaje de tren, mientras se dirigía a la escuela para el inicio del año electivo: "Se encontraba de pie junto a la puerta iluminada por las llamas flameantes que salían de las manos de Lupin, una figura envuelta en un manto y que llegaba hasta el techo. Su faz estaba totalmente escondida bajo el capuz. Los ojos de Harry miraron hacia lo alto y lo que vio le revolvió el estómago. Había una mano saliendo de la capa, que brillaba, grisácea, pegajosa y toda arañada, como algo muerto que se hubiera podrido en el agua... Y la cosa envuelta en el capuz, fuera lo que fuese, respiró larga y ruidosamente, como si estuviera intentando absorber algo mas que el aire del ambiente. Un frío intenso envolvió a todos, Harry sintió que no podía respirar. El frío le atravesaba la piel, estaba dentro de su pecho y de su propio corazón 12.

Los "dementadores" vacían la mente de sus vigilados, de ahí el nombre. El pavor infundido por el "dementador" de Azkaban fue tan intenso que Harry cayó desmayado. Es como si hubiese contemplado un demonio.

De hecho, un demonio y su acción no sería descriptos de una manera diferente. Lupin, el hombre lobo, explica a sus alumnos que los "dementadores" "están entre las creaturas más malignas que vagan por la tierra. Infestan los lugares mas oscuros e inmundos, se complacen con la descomposición y la desesperación, quitan la paz, la esperanza y la felicidad del aire a su alrededor. Hasta los poltrones sienten su presencia, aunque no puedan verlos... Si pudiera, el dementador se alimentaría de tí el tiempo suficiente para transformarte en algo semejante a él, un ser sin alma pérfido"13.

El padrino de Harry

Finalmente, Harry descubre que Sirius Black no estaba buscándolo para hacerle mal. Por el contrario él es su padrino y había sido uno de los mejores amigos de su padre. De esa manera Rowling traza el perfil de Sirus Black —un brujo que cuando es necesario adopta la forma de un inmenso perro—, con el cual Potter desea vivir de ahí en adelante: "Una masa de cabellos inmundos y embadurnados le caía hasta la altura de los codos. Si los ojos no estuviesen brillando en los fondos de oscuras cavidades oculares bien podría ser tomado por un cadáver. La piel ensebada estaba tan estirada sobre los huesos de su cara que ésta parecía una calavera. Una sonrisa irónica dejaba ver sus dientes amarillentos. Era Sirius Black 14.

Harry y el diálogo con las serpientes

Uno de los animales que más horroriza al hombre es la serpiente. Precisamente fue bajo la forma de este reptil que el demonio tentó a Eva, y desde la caída original, la cobre simboliza al maligno. Es por eso que la representación de la serpiente se encuentra en todos los ritos satánicos. Sin embargo, cuando se trata de Potter, por así decir, desaparece el aspecto tenebroso que tiene el relacionarse con las víboras. Esto es presentado por la autora como una cualidad más de Harry, ofidioglota, como lord Boldemort, el brujo de las tinieblas que dominaba la "lengua de las serpientes" y con ellas conversa. Ello hace de Harry un brujo muy especial. Sus colegas lo interpelan al respecto: "—¡Un ofidioglota!, dijo Rony. —¡Tú eres capaz de hablar con las serpientes!
—Lo sé. Es la segunda vez que lo hago. Una vez en el zoológico azucé por casualidad una boa contra mi primo Dudley, una larga historia... Ella me estaba contando que nunca había estado en Brasil, y yo medio la solté sin querer 15.

Universo de cosas asquerosas: Plantas purulentas...

Lo asqueroso —y no más la continua búsqueda del bonum, verum, pulchrum (bueno, verdadero y bello), que debe ser el objeto de una sólida educación está igualmente presente en las clases a que Harry asiste en Hogwarts.

La profesora Sprout, "una pequeña bruja retacona, que usaba un sombrero remendado sobre los cabellos sueltos, generalmente con una gran cantidad de tierra en su ropa, y cuyas uñas harían desmayar a tía Petuña"16, muestra "a los alumnos las plantas más horribles que jamás había visto Harry. De hecho se parecían menos a plantas que a gigantescos moluscos que se levantaban verticalmente del suelo, contorciéndose y doblándose. En sus astas tenían pústulas grandes y brillantes llenas de una sustancia líquida.
—'Estas plantas son los Bubotubler, les dijo con vivacidad la profesora Sprout. Deben ser exprimidas para que ustedes puedan recoger el pus...
—'Que?' preguntó con asco Seamus Finnigan.
—'El pus, Finnigan, el pus', respondió la profesora Sprout, 'es altamente valioso, por lo tanto no lo tiren. Es preciso recogerlo'.
Exprimir a los Bubotubler fue una tarea asquerosa pero que de cierta manera producía contento. De cada una de las pústulas que exprimían corría una gran cantidad de líquido verde-amarillo que olía fuertemente a nafta 17.

...Rony y las babosas

Lo inmundo está presente a lo largo de toda la obra. Rony, el gran amigo de Harry, lanza un hechizo contra un colega que lo odia. Sin embargo, su varita mágica le golpea el cuerpo y el efecto se vuelve contra el mismo, y comienza a vomitar gusanos en forma ininterrumpida:

"Rony abría la boca para hablar, pero no salió nada. Soltó un poderoso erupto y varias babosas cayeron desde su boca sobre sus faldas. Los de la Sonserina quedaron paralizados de tanto reírse. ...Draco se cayó y quedó golpeando el piso... los alumnos de la Grifinória se agrupaban alrededor de Rony que arrojaba de sí continuamente babosas enormes" 18.

Banquete en la masmorra: Lo macabro aliado a lo nauseabundo
En Harry Potter lo repuganante no encuentra barreras y límites, Harry describe un banquete, realizado en las masmorras del castillo de Hogwarts. En sus palabras aparece nuevamente la mezcla de lo bello con lo hediondo, cuando, por ejemplo, la autora se refiere a los pescados podridos servidos en bandejas de plata:
"La masmorra contenía centenares de personas blancuzcas y traslúcidas, la mayoría moviéndose en una pista de baile, bailando al son horrendo de treinta serruchos musicales, tocados por una orquesta reunida encima de una plataforma trapeada, forrada de negro... Parecía que estaban entrando en una cámara frigorífica.

... El alegre fantasma del Lufa-Lufa, conversando con un caballero en cuya cabeza había una flecha clavada, desfilaba entre un grupo de monjas soturnas, un hombre vestido de trapos que usaba cadenas, el Fraile Gordo. Harry no se sorprendió al ver que los otros fantasmas se distanciaban del Varón sangriento, un fantasma de la Sonserina, muy flaco, ojos desencajados y cubierto de manchas de sangre plateada. ... Del lado contrario a la masmorra había una larga mesa, también cubierta de terciopelo negro. Se aproximaron con prisa, pero, horrorizaron, pararon de golpe. El olor era muy desagradable. Grandes pescados podridos se encontraban en lindas bandejas de plata; tortas carbonizadas arregladas en fuentes; una gran terrina de picadillo de menudos de carnero lleno de gusanos... y, el orgullo del buffet, una enorme torta grisácea con forma de sepultura y frases escritas en glasé hecho en asfalto" 19.

Un "fuego agradable" y una inmensa lengua de serpiente llena de flegma

Con el permiso de sus parientes poltrones, Potter tiene que pasar parte de sus vacaciones en la casa de una familia de brujos, amigos suyos, estos llegan a través de la chimenea. A la salida, uno de los colegas de Harry, deja caer a propósito una golosina hechizada, que su primo poltrón, el goloso Dudley, se tragó inmediatamente. Aquí lo nauseabundo se une con el horror. La lengua del niño crece y se hincha, al punto de quedar como una inmensa serpiente Pitón llena de flegma. "'Hasta luego', dijo Harry, y colocó sus pies en las llamas verdes. Eran agradables y transmitían la sensación de un soplido caliente. En este momento, sin embargo, se oyó un horrible sonido de atragantamiento y la tía petuña comenzó a gritar. Harry se dió vuelta. Dudley... estaba arrodillado junto a la mesa de café, atragantado con algo largo, rojizo y lleno de flegma que le salía de la boca. Harry se dió cuenta en seguida que era la lengua de Dudley 20.

Los diabletes de Cornualha: espíritu diabólico de destrucción
En medio de toda suerte de seres extraños que aparecen a lo largo de los cuatro volúmenes ya editados, como los animagi (hombres que se transforman en animales), los hipogrifos (seres medio caballo, medio águila), las arañas de tamaños de caballos, y árboles que dan latigazos, etc., entran en escena también diabletes, una manera eufemística de hablar del demonio.
Así Lockhart, profesor de PROTECCIÓN contra las ARTES MÁGICAS, trae un día a la clase diabletes de un color azul eléctrico, diabólicamente astutos: "Fue un pandemonio. Los diabletes corrían en todas las direcciones como cohetes, dos de ellos agarraron a Neville de las orejas y los levantaron en el aire, otros atravesaron directamente las ventanas provocando una lluvia de astillas de vidrio. Los demás comenzaron a destruir la clase con más eficacia que un rinoceronte en estampida. Agarraron tinteros y con ellos salpicaron el salón, picaron en pedacitos libros y cuadernos, arrancaron los cuadros de las paredes, dieron vuelta el tacho de basura, tiraron las mochilas y los libros contra los ventanales rotos; en pocos minutos, la mitad de la clase se había protegido abajo de los pupitres, y Neville se encontraba colgado de la araña de hierro en el techo 21.

Si la autora quisiese preparar a sus jóvenes lectores para una real aparición del demonio podría perfectamente haber escrito lo que escribió.

Antítesis entre la antecámara del infierno y la prefigura del Cielo
Ese es el mundo de horrores propuesto —a partir de una gigantesca máquina de propaganda mediática— a decenas de millones de lectores de Harry Potter en los cinco continentes de la Tierra. Un mundo dominado por la magia, habitado por seres que parecen haber brotado de una mente alucinada, en la cual, por así decir, todos los sentidos son agredidos por lo monstruoso de tal modo que ya se va teniendo una ante visión o un ante gusto de lo que puede ser el infierno.

Los voluminosos tomos de Harry Potter pretenden introducir en el lector, de modo sutil, la idea de que el mundo real es invisible y mñagico, en el cual viven los brujos, es allí donde se deciden de hecho las cosas importantes. La sociedad de los poltrones, de los hombres comunes, constituiría un mundo de segunda clase, estúpido, sin gracia, banal.

La obra de la escritora Joanne Rowling toma así el carácter de iniciación en los misterios de la hechicería, de la magia y del ocultismo como puerta de acceso a este nuevo mundo anticristiano, que no, sino, una prefigura del reino del demonio.
Se objetará que el reino de brujos y hechiceras desvendado en Harry Potter no es sino una mera fantasía de literatura infanti-juvenil. Sin duda. Pero también es indudable que esa fantasía prepara a las almas —y de modo poderoso— para aceptar un estado de cosas que se encuentra, precisamente, en las antípodas del Reino de María previsto por la Virgen en Fátima y anhelado por grandes santos, como San Luis María Grignion de Montfort y eminentes pensadores católicos, como el Dr. Plinio Correa de Oliveira. Sí, del Reino de María, futuro ápice de la Cristiandad, cuando la Santísima Virgen María reinará sobre los corazones, haciendo de la sociedad humana una antecámara del Cielo.


1. Título original en inglés: Harry Potter and the Globe of Fire. Las citas de este volumen en el presente artículo fueron extraídas de la edición alemana Harry Potter un der Feuerkelch, Carlsen, Hamburg, 2000.

2. Ver por ejemplo "O Estado de Sao Paulo", 23-6-2001, Caderno 2.

3. Se equivoca rotundamente quien pensara que la lectura de Harry Potter atrae sólo a niños y jóvenes. De hecho, la obra está siendo leida por personas de todas las edades. Norbert Blum, ex-Ministro de Trabajo de Alemania y miembro del CDU, refiriéndose al éxito de la serie, declaró: "Después que devoré los tres primeros volúmenes, no estoy de ninguna manera sorprendido con su éxito. Pues esos libros son todos ellos un ejercicio en materia de asombro. y lo asombroso es el vehículo que transporta a las fábulas" (Stern, Hamburgo, 41-2000).

4. "Diario das Leis", Sao Paulo, 2da. Edición, 1982.

5. "Frankfurter Rundschau", 20.11.2000.

6. Título original: Harry Potter and the Philosopher´s Stone.

7. Títulos originales respectivos: Harry Potter and the Chamber of the Secrets, Harry Potter and the Prisoner of Azkaban.

8. Cfr. Harry Potter und der Feuerkelch, pp. 667 ss.

9. En el curriculum escolar de las colegios secundarios constan materias como Historia, Geografía, Inglés, Matemáticas, Fìsica, etc. Sin embargo, en las escuelas de Brujería de Hogwarts, los jóvenes alumnos cursan disciplinas tales como Ciencias de las Hierbas, Creación de Seres Mágicos, Predicciones, Aritmántica, Historia de la Hechicería, Clase de Transformación (en otros seres), Parsel o la habilidad de hablar con las serpientes, Curso de Pociones Mágicas, (el cual se revela una verdadera "tortura": "las clases de pociones mágicas eran siempre una experiencia horrible, sin embargo, ahora se transformaron en una verdadera tortura. Estar durante una hora y media encerrado en un calabozo con el Prof. Snape..." idem, p. 310).

10. Idem, p. 314.

11. El crítico literario de fama internacional Harold Bloom, profesor de la Universidad de Yale, considera que Potter no es aconsejable para quien está interesado en Literatura y mucho menos para los chicos: "El libro es una masa de clichés que no pueden hacer ningún bien a los chicos. Todo eso comenzó a causa de Stephen King, que es un autor horrible. El escribió una reseña diciendo que los lectores de Harry Potter de 12 o 13 años estarían preparados para leer los libros de los de 16 o 17. y esta es exactamente la verdad". ("Jornal do Brasil", 3-2-2001). Stephen King escribe libros de horror pesado. Tanto sus libros como los de Rowling estarían desde hace mucho en el Index Librorum Prohibitorun del antiguo Santo Oficio (hoy Congregación para la Doctrina de la Fe),, en el caso de que aún estuviera vigente.

12. Harry Potter and the prisoner of the Azkaban, Bloomsberry, London, 1999, pp. 93-94.

13. Idem, p. 203.

14. Idem, p. 365.

15. Harry Potter e a Cámara Secreta, Rocco, Río de Janeiro, 2000, p. 168.

16. Idem, p. 181.

17. Harry Potter und der Feuerkelch, pp. 404-405.

18. Harry Potter e a Cámara Secreta, p. 100.

19. Idem, pp. 116-117.

20. Harry Potter un der Feurkelch, pp. 53-54.

21. Harry Potter e a Cámara Secreta, pp. 91-92.

Los contenidos son marca registrada © 1991 - 2010 de la Fundación Argentina del Mañana
diseño web:
::..